Loading
Nov 22, 2015

¿CÓMO NOS SACAMOS LOS MIEDOS?

written by Ser Uno Mismo
in category publicación

miedos-ser-uno-mismo

Para no temer hay que saber qué es el miedo y de dónde proviene. Una vez que identificamos su origen y su forma, podremos combatirlo para avanzan en nuestra felicidad. El Dr. Alberto Lóizaga nos explica cómo vivir sin temores.

El miedo nos asusta, sea o no real. ¿qué es el miedo, por qué lo experimentamos y cómo quitarlo de nuestra vida.

  • ¿Siempre es malo tener miedo?
    Primero hay que esclarecer que el miedo no tiene una entidad propia, igual que la oscuridad. Es la ausencia de amor y de presencia en la conciencia humana. Igual que la oscuridad es la ausencia de la luz. Entonces, es malo vivir con miedo ya que significa que uno está desconectado de sí mismo en un espacio continuo y permanente que es el espacio del Ser. El Ser siempre se puede sentir como vida, como luz, como paz, donde no hay nada que temer. Por lo tanto hay un miedo, que puede ser un temor reverencial que surge cuando está la ausencia del ser y que es una señal. No es malo ya que es una señal y uno tiene que evolucionar, salir de la mente superficial para llegar a conectarse con lo más profundo. Más allá de ese miedo o señal, todo tipo de miedo vivencial es negativo ya que crea estrés y enfermedades. O sea que sanarse es perder los miedos.
  • ¿Por qué dicen, sin embargo, “El miedo no es tonto?
    No es tonto porque señala que hay que crear un cambio, sin el cual, las personas que son inconscientes y tampoco tienen miedo, no saben que no saben. Eso significa que todo ser humano tiene una conciencia donde una persona sabe lo que es vida en el amor si surge con el miedo. El miedo puede ser usado también como parte de una educación que a su vez señale los peligros que una persona inconsciente o un psicópata, que no tiene ni culpa ni miedo, puede crear. Un terrorista puede colocarse una bomba encima creyendo que está haciendo un bien. La ausencia de miedo en ese caso es muy tonto.
  • ¿Nos paraliza en la vida? ¿Nos impide reflexionar antes de actuar?
    Creo que no paraliza pero que sí impide vivir felizmente. La felicidad y el estado de paz interior son incompatibles con una actuación con miedo. El miedo crea una reflexión y es por eso que es bueno vivirlo como una señal –mirar una calle antes de cruzar, o cuando estamos ante una situación de peligro- antes de actuar.
  • Muchas veces, a las personas sin miedo se las tilda de locos. Antoine de Saint Exupéry era el “francés loco” porque atravesaba los Andes en avión y parecía extravagante. Es un ejemplo de un hombre sin miedo ¿era un “loco”?
    No, para nada. Yo creo que la locura surge precisamente del temor. Toda persona que agrede, que se refugia en algo falso, algo imaginario –una psicosis o una alucinación-, si invstigamos lo que le pasa, vamos a ver, por lo general, que vive con miedo, y actúa bajo una actitud defensiva, paranoica, que es estar siempre a la defensiva, creando enemigos, y los enemigos generan miedo. O sea que hay un mecanismo de supervivencia, que es la locura en el reino animal. Saint Exupéry era un sabio, un aventurero, y un creador. Justamente todos los grandes, las grandes personas históricas, que han innovado, que han sido creativos, que han tenido actitudes heroicas, no son locos sino que son ejemplos para seguir.
  • Dicen que algunos corredores de autos que no sienten miedo ante la velocidad, tiene algún tipo de alteración en su lóbulo frontal. ¿Es una exageración de persona temeraria?
    No creo que quienes sean pilotos de prueba o alpinistas, tengan una alteración en el lóbulo frontal. Son personas que se exponene a vivencias que ya conocen, como un astronauta que va a ir a la luna. Parecería temerario, sin embargo, tienen un altísimo grado de conocimiento que les permite hacer lo que están haciendo.
  • ¿Qué pasa cuando el exterior es inseguro y nos obliga a experimentar miedo, cómo convivir con él?
    Desde el mundo exterior, es lógico que ante las malas noticias sobre delincuencia, o situaciones meteorológicas catastróficas, nos hace convivir con un mundo exterior que nos hace sentir seguros cuando estamos protegidos. Incluso nuestra mente, si está expuesta nuestros propios pensamientos que surgen del pasado o desde el inconsciente, con pulsiones que provienen del Reino Animal, que siempre está sobreviviendo a inseguridades, debe aprender a vivir en un espacio más profundo, protegidos. Es lo que en Oriente es la iniciación para sentir la nueva conciencia que permanece siempre como en el backstage. En lo profundo. Se llama “toma de refugio” porque nos protege de situaciones que crean inseguridad desde el mundo exterior. Ese refugio puede tener mayor conocimiento interior, o con situaciones dentro de la casa o exteriores, como un escudo que nos permite evadir y eludir los riesgos.
  • Dicen que quien no arriesga no gana, ¿ese temor a no conservar lo que se tiene en pos de algo inseguro no “tira para atrás”?
    No es necesario arriesgar algo, uno tiene que tener la convicción necesaria de poder hacer lo que sabe. Vivir con miedo tira para atrás. La seguridad a veces está en la indefensión, esta es una frase del Curso de Milagros, que señala que la persona segura no está a la defensiva, sino que sabe que sabe cómo responder a las situaciones sin nada que temer.
  • ¿Hay miedo que vienen de la infancia y no podemos controlar?
    Sí, hay miedos infantiles. La mayoría de los miedos que el adulto padece son miedos regresivos e infantiles. Tenemos una etapa vital desde que nacemos hasta casi la adolescencia, en que necesitamos estar protegidos por los padres o personas que puedan enseñarnos a vivir sin miedo. En esa etapa evolutiva se reprimen miedos inconscientes como fobias, o miedos a tener una enfermedad como la hipocondría, o miedo a salir a la calle que incluso por estar demasiado protegidos, por tener demasiada protección, no hemos evolucionado como para conocer nuestra propia capacidad para trascender esos miedos. Siempre todo miedo es ignorancia y surge de miedos infantiles, regresivos, del pasado.
  • ¿Por qué siempre hay un niño miedoso que no puede dormir con la luz apagada, que no quiere saltar a la cuerda o que no se atreve con alguna travesura? ¿Son miedos propios o impuestos?
    Si uno mira el Reino Animal, ve siempre cómo se ayudan para evitar ser devorados por otros más grandes, a través de una respuesta reactiva. Son miedos heredados, tenemos que ayudar a los niños para trascender. El miedo a la oscuridad es el miedo a lo desconocido. Sin embargo, detrás de lo desconocido está la fuente de luz y amor que nos hacen sentir contentos, nos hacen confiar y tener fe. Lo que no se puede percibir es el proceso evolutivo que el ser humano tiene que recorrer.
  • ¿Hay miedos ancestrales que viene de antiguo en la familia o en generaciones anteriores y nos condicionan? ¿Conocerlos podría ayudarnos a superarlos?
    No hay duda de que hay miedos anacestrales en distintas familias, y a veces en constelaciones familiares surgen viejos traumas, o muertes, o situaciones que no se han compartido y que condicionan síntomas en una persona adulta. Hoy en día, a través de la biodecodificación, que es una visón intergeneracional de situaciones heredadas, hay cambios genéticos. Y a pesar de que los genes no son nuestros destino, porque más allá de los genes podemos llegar a compensar enfermedades con un aprendizaje de vida, y modifican esas mutaciones genéticas, no hay duda de que el pasado influye en esos temores.
  • ¿Por qué hay gente que se vuelve más miedosa con los años?
    Porque no ha aprendido a madurar. Envejecer es obligatorio pero madurar y tener más sabiduría es optativo. Si uno sale de la existencia temporal, de los años, para conectarse con la presencia y con el sentimiento actual, creativo, que nos sostiene y nos mantiene, nos ama y que recibimos constantemente, dejamos con los años de ser temerosos, inclusive frente a la muerte. La muerte puede ser considerada como un fracaso, una enfermedad en la vida, o como una etapa misma de la vida, como una culminación. Así como culmina una etapa fetal al nacer, y el bebé sale de la panza de la madre, en la muerte salimos de estar dentro de un cuerpo para trascender y vivir lo que los meditadores ya sabemos y que es nuestra conciencia akáshica. El Akasha es luz y sonido. Cuando una persona se integra a esa luminosidad, a esa presencia continua y permanente, ya con los años es más sabia y vive más en éxtasis, con más júbilo. La idea es que con los años tengamos más conocimiento para disfrutar y gozar la vida.
  • El miedo puede volverse una fobia, por ejemplo el miedo a viajar en avión?
    Claro, cuando el miedo se sustituye por una forma, uno puede tenerle miedo a víboras, arañas o ratones. Igual que una fobia a viajar en avión.
  • ¿Es posible vivir sin miedo?
    Sí, totalmente se puede vivir sin miedo con conocimiento y con amor. Con entrega, con fe, con confianza. Siempre queda ese temor reverencial o temor “señal” que lo usamos como un conocimiento pero que sabemos que no es peligroso para nuestra existencia.
  • ¿Cómo quitarnos los miedos para vivir más felices? ¿Hay alguna técnica que nos puede ayudar?
    Desde ya que la técnica para vivir sin miedos es toda la experiencia humana que nos conecte y nos una con la plenitud de nuestro ser. Y el conocimiento, el saber que el amor es la energía básica del ser humano, y que es una experiencia permanente, eterna, luminosa igual que el sol, todo consciente, que continuamente está creando más vida. Cuando uno descubre la meditación, ya sea la meditación trascendental u otro tipo, que nos lleve a reconocer el espacio continuo, que es invulnerable, invencible, y que está en el corazón de nuestra presencia espacial, continua, comienza a vivir totalmente sin miedo, disfrutando de un campo que abre todas las posibilidades. Y es totalmente saludable.

“La seguridad a veces está en la indefensión”

Leave a comment